SECCIONES DEL BLOG

Añeja

28 de junio de 2017

Ventana de una casa abandonada

Sus ojos, vidrios añejos,
supuran lágrimas de toda una vida,
segundos, minutos y horas sentidas
que anhela volviera a vivirlas.


Por tí miraron,
y se escondieron de la claridad del día,
en la noche cerrada,
las estrellas brillaron tras sus cortinas.


Sus ojos, vidrios añejos,
rescoldos de un tiempo pasado,
permanecen abiertos ahora,
yacentes,
para que por ellos, ahora miren,
y recuerden que aún existen,
que aún palpitan.


Bego Sánchez.

Gracias por la foto a Bego Sánchez.

0 comentarios :